domingo, 10 de diciembre de 2017

En busca del macho montés


Cuando llega noviembre hay algo que me dice que hay que subir a las cumbres, patearse las montañas y madrugar como nunca. Todo esto para intentar fotografiar la cabra montés donde mejor se desenvuelve, en las alturas. 


Pero si hay algo que me motiva es poder encontrar algún macho viejo, negro y con cuernos retorcidos. Poder seguirlo y ver cómo avanza entre el piorno y las rocas, y cómo levanta la cabeza y olisquea en busca de hormonas masculinas. Con suerte se topará con otro macho y la cosa podría acabar mal. 


Y precisamente, eso es justo lo que he tenido el privilegio de contemplar. Casi 15 minutos de topetazos que acabaron en tablas pero con los dos "monstruos" jadeando y sudando.


Por supuesto, uno se encuentra también machos más jóvenes, rebaños de hembras y rebaños mixtos; con los que se disfruta igual haciendo todo tipo de fotos. También la naturaleza regala amaneceres increíbles y brumas matinales que hacen que levantarse a las 5:00 a.m. merezca la pena.




Definitivamente, para mi, noviembre es el mes de la cabra montés. ¡Y estas nunca defraudan! Ojalá lo sigan haciendo por muchos años y se consiga acabar con la iniciativa aquella del control de población en la Sierra de Guadarrama.





Por último, dejo un vídeo de la batalla entre los dos machos...


martes, 21 de noviembre de 2017

Call of the Wild; berrea 2017

Un año más disfrutando de la berrea. Un año más, y ya van cuatro.


Más de uno pensará que estoy loco, «¡cómo te vas hasta allí si tienes ciervos cerca de casa! ¿¡Otra vez?! ¡Vas a hacer las mismas fotos!».


Pero lo cierto es que uno no se cansar de viajar para ver a estos colosos, tenerlos a escasos metros, sentir su respiración y las hormonas en el aire. Creo que es inevitable vivir aquello y quedarse con ganas de más. Puede que haya en la naturaleza grandes espectáculos como ver los osos grizzlies pescar, contemplar ballenas en el océano, asistir a una carroñada; pero el chocar de las cuernas entre sí es algo que nunca me cansaré de escuchar.


Desde luego, no todos los años son iguales ni se hacen las mismas fotos, es lo bueno de la fotografía de naturaleza. Esta temporada parece que ha estado más floja con respecto a otros años, pero ellos nunca fallan. Desenfoques, contraluces, comportamiento...aunque poco frío y poca competitividad entre machos, puede que este año hayamos llegado un poco tarde.







Creo que no hace faltar decir que...¡el año que viene más! ¡Y mejor!





domingo, 15 de octubre de 2017

Martín pescador, sesiones junto al río


Podría decir, sin miedo a equivocarme, que la especie que traigo en esta entrada es una de la más fotografiadas del mundo, sino la que más. Sin embargo, hasta ahora apenas tenía unas pocas fotos del Martín Pescador. Muchos dicen que es una especie fácil, que lo hay en cualquier río, que es confiado, etc. pero la realidad es que hasta ahora no había podido tenerlo delante el tiempo suficiente como para recrearme en sus colores fosforitos. 


Por fin, he conseguido "mi" martín y se ha portado de maravilla...¿al final va a ser cierto que es fácil? 


Yo más bien creo que hay que saber cómo, dónde y cuándo trabajar con una especie para que esta te proporcione buenas sesiones. De todas formas en la naturaleza también existe el azar y a veces este quiere que te vayas a casa con cientos de fotos o con la tarjeta vacía.




Después de varios intentos y de alguna que otra comedura de coco, le he podido sacar fotografías con distintas luces, posaderos, fondos... ¡Hasta con la GoPro!





¡...esperemos que no se le seque el río y pueda seguir realizando sus lances de pesca...!